+593 2-247-5563 siempreamigas@labibliadice.org
Arriba

CONSEJOS PARA QUE LA FAMILIA FUNCIONE CUANDO LOS PADRES ESTÁN FUERA DE CASA

Cuando los dos padres trabajan, encontrar tiempo y ganas para dedicar a los hijos en casa después de una jornada laboral agotadora, no es fácil. La educación de los hijos requiere de mucha energía y los padres pueden llegar a sentir que no se alcanzan para todo. Esta situación, puede llegar a ser muy estresante para los padres y tener un impacto negativo en los niños.

Los pequeños necesitan estar con sus padres, comunicarse con ellos y sentirse queridos pero éstos cada vez trabajan más horas y llegan a casas cansados. ¿Cómo poder entonces conciliar estas dos situaciones? Compartimos contigo a continuación algunos consejos que nos ayudarán en este fin:

1. Estar presente: La mejor manera de construir una vida familiar armoniosa es estar presente cuando estás en casa. Deja las preocupaciones del día en la puerta y entra en casa con la intención de centrarte en los niños. Cenar juntos todos los días y establecer una rutina para dormir a los niños puede ayudar a reforzar lo mucho que les amas y les cuidas.

2. Haz del tiempo en familia una prioridad: Crea reglas para evitar traer trabajo a casa. Si debes trabajar en casa, hazlo después de que los niños se hayan ido a la cama. Programa una noche en familia, una vez a la semana, para hacer actividades juntas. Intenta compensar de manera positiva los sentimientos negativos que pueden experimentar los niños mientras estás fuera en el trabajo.

3. Crea tiempo de calidad: Cuando los niños son pequeños, las horas entre la vuelta a casa y su momento de dormir, juegan un papel importante. Aprovecha al máximo el tiempo que tienes con los niños, apaga la tecnología y haz que se sientan como si fueran a su única prioridad después del trabajo.

CONCLUSIONES:
Finalmente recordemos las palabras del salmista cuando dijo:

“Enséñanos de tal modo a contar nuestros días que traigamos al corazón sabiduría.” Salmos 90:12

Como padres no podemos dejar solos a nuestros hijos. Debemos preocuparnos siempre por su desarrollo físico, emocional, espiritual, integral. Acompañemos a nuestros hijos en cada etapa de sus vidas. Enseñémosles valores y principios bíblicos. Enseñémosles también que por encima de nuestro amor como padres, tienen un Dios Todopoderoso que se preocupa por ellos.

Mónica López de Silva

Productora del programa radial Siempre Amigas del Ministerio Internacional de Radio La Biblia Dice...®