+593 2-247-5563 siempreamigas@labibliadice.org
Arriba

EL TIEMPO

¿El tiempo es: lento, rápido, largo, corto o eterno?

• El Tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan…

• El Tiempo es demasiado rápido para aquellos que temen…

• El Tiempo es demasiado largo para aquellos que sufren…

• El Tiempo es demasiado corto para aquellos que celebran…”

― Cita anónima.

Hoy hablaremos justamente de esto para sacar valiosas enseñanzas:

¡Cuántas veces hemos deseado detener el tiempo! Nos sentimos tan dichosas que decimos “¡Dios mío, detén el tiempo!” pero nada, el tiempo se va como agua entre nuestros dedos, y no podemos hacer absolutamente nada para pararlo.

El tiempo es así, va pasando y no nos damos cuenta cuando estamos viviendo otros tiempos. También hay otra cara de la moneda y es cuando el tiempo que estamos viviendo es cruel para nosotras, es tan horrible que sólo deseamos cerrar los ojos y pensar que es una pesadilla… y que “Dios mío, quisiera que el tiempo pase pronto, no me dejes en este tiempo abandonada a mi suerte y a todo lo malo que estoy viviendo”.

También hay tiempos de buenas nuevas, hay tiempos que en nuestras vidas nos marcan para siempre ya sea por alguien que amamos con todo nuestro corazón, un tiempo de una felicidad inexplicable y egoísta porque nos encerramos en ese sentimiento que nos hizo olvidar todo lo que nos rodea, porque siempre que estamos en un estado de felicidad nos encontramos tan bien con esa persona que todos los demás sobran.

Recuerden que el tiempo es lo único que no podemos detener, se manda solo, va por nuestras vidas entregando diferentes tipos de sentimientos. El tiempo, es como un camino que debemos caminar ya sea para nuestro bien o para nuestro mal, sólo hay que caminar sin detener nuestros pasos y sin mirar hacia atrás. Que tiempo estás viviendo? Como lo estás viviendo?

CONCLUSIONES:

Dijo en una ocasión el apóstol Pablo: “Aprovechemos bien el tiempo porque los días son malos”. Hay cosas que definitivamente las hacemos y que solo nos hacen quemar o perder el tiempo. Dejemos a un lado malos hábitos, ver muchas horas de tv, pasar mucho tiempo con una sola persona, invertir muchas horas en las redes sociales, situaciones que nos han acostumbrado a vivir sin hacer nada provechoso. Como mujeres podemos involucrarnos en cosas que traigan mayor bendición a nuestra vida y familia, redimamos el tiempo.

Mónica López de Silva

Productora del programa radial Siempre Amigas del Ministerio Internacional de Radio La Biblia Dice...®