Familia

Cómo saber si nuestros hijos andan en malos pasos

Hola te saludamos cordialmente. Eres de aquellas madres que en mas de una ocasión se ha hecho la misma pregunta: Como poder saber si uno de tus hijos anda por malos pasos. Nosotros ta daremos a continuación algunas pautas al respecto:

  • Por lo general cuando un joven anda en malos pasos comienzan por meterse en problemas, hay un gran descuido personal, en calificaciones, su higiene cambia demasiado, comienza a evadir los problemas, se pone hostil, toma las cosas ajenas, o pide más dinero, lo peor viene… no hay obediencia a las reglas familiares.
  • Su amigos no serán los mismos de antes, comienza aislarse, se hacen muy apáticos y no quien conversar con sus amigos que antes era positivos para él. Las mentiras comenzaran con más frecuencia, no tendrá escrúpulos al mentir, será muy irrespetuosos y se cerrara ante cualquier consejo paterno. Su comportamiento en general será drástico.
  • El cambio más fuerte físico y común es, el llegar con los ojos rojos, pupilas dilatadas o demasiado pequeñas. He ignorando cualquier saludo.
  • Otro factor es la falta de apetito, es un signo de alerta, ¿Y por qué? Hay drogas que hacen que este disminuya.
  • Otro punto es la pereza desmedida, ya que muchas drogas esto provocan después del efecto, en especial las anfetaminas y las metanfetaminas… estas drogas hacen que sientan mucho fatiga tato física como emocional.
  • Si usted nota en su hijo mas hiperactividad es otro foco de alerta que algo anda mal. Cuando se es estudiante es muy notorio en las calificaciones.
  • El aliento, esto también es común en ellos. Todo padre conoce a sus hijos y por ende será muy conocido el cambio de actitud de su hijo.

En cuanto notes esto en tus hijos no dejes corre el tiempo, busca ayuda profesional. Muchas veces el acompañamiento de los padres no es suficiente.

APLICACIÓN:

PROVERBIOS 29: 17  Corrige a tu hijo, y te dará descanso y dará deleite a tu alma.

No debe permitirse a los niños crecer sin vigilancia o control. Ellos deben ser instruidos, disciplinados y amonestados, para que adquieran conocimiento sobre el auto-control y la obediencia. La manera y los métodos que los padres puedan utilizar para enseñar la verdad de Dios, necesariamente serán variables. Pero esas verdades deberán estar siempre disponibles para ser aplicadas sobre cualquier vocación en la vida, viviéndolas y haciendo de ellas un estilo de vida. Solo así ellos aprenderán a “amar al Señor su Dios con todo su corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza” y desearán servirle en todo lo que ellos hagan.

Productora del programa radial Siempre Amigas del Ministerio Internacional de Radio La Biblia Dice...®