Salud

HÁBITOS QUE PUEDEN OCASIONAR PROBLEMAS DE SALUD

Hola que placer estar contigo otra vez! Todas tenemos algunas manías con las que luchamos cada día, pero que difícil es evitarlas, como por ejemplo mordernos las uñas, hurgarnos la nariz, entre otras. Al margen de que puedan ser acciones no aceptadas socialmente, estas podrían ocasionar problemas para nuestra salud. Compartiremos contigo a continuación algunos de ellos con el propósito de evitarlos.

  1. Morder objetos. Ya sea el lapicero, palitos o lo que se te ocurra. Aunque este tic puede aliviar tu estrés, recuerda que estas dañando el esmalte dental. Los dientes están hechos para masticar alimentos y usarlos para morder otros objetos hace que los dientes; incluso se puedan desplazar y, con el tiempo, romper.

“El esmalte dental es el material más duro del cuerpo humano, pero no es inmune al desgaste., declaró la Sociedad Española de Periodoncia para El País.

  1. Hacer sonar los huesos. Hacer sonar los huesos de las manos, del cuello o de la espalda producen una sensación de relajación. “Es un problema y no porque, como erróneamente se piensa, estos estiramientos puedan producir una artrosis en el futuro, sino porque realmente así no está atajando su verdadero problema: el estrés.

Si la razón es aliviar el dolor articular, tampoco ayudará a solucionarlo, ya que es el ejercicio y una buena dieta la que nos ayudará a tener un buen tono muscular, que repartirá más la tracción y compensación que sufren las articulaciones, previniendo así la rigidez y el dolor”, según explican especialistas

  1. Morderse las uñas. Puede ocasionar infecciones en dedos y boca. Una investigación de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiraz en Irán indica que 3 de cada 10 personas se muerden las uñas, llamado por la ciencia como onicogafia.“La piel que rodea la uña puede inflamarse e infectarse, lo que puede provocar bastante dolor.

APLICACIÓN: Dijo en una ocasión Jesús y lo cita el apóstol juan: “La paz os dejo mi paz os doy, no como el mundo la da, yo os la doy,  no se turbe vuestro corazón ni tengo miedo”